calendario bienestar deporte ocio relax alimentación naturaleza
Pon a tu rutina un calendario de bienestar

Cuando una persona se levanta todos los días, se ducha, desayuna, come o cena, no tiene que pensarlo ni decidirlo. Sencillamente, lo hace, porque forma parte de su rutina. Para escapar de ese control sobre la realidad, en nuestro tiempo libre, en el descanso del trabajo y lejos de las ocupaciones de casa, buscamos hábitos saludables.  Desde salir con la familia y amigos, hasta practicar deporte y participar en actividades culturales, pero, ¿cómo organizar nuestra rutina para que sea equilibrada a nivel mental y físico?

Los trastornos del sueño y la alimentación, el cansancio, el descontrol horario o la apatía son elementos que manifiesta nuestro cuerpo por déficit de bienestar. Con tan solo incrementar la autoestima, no sólo se mejora nuestra apariencia, sino también se logra alcanzar otras metas, porque te sientes bien y se nota. Esto último favorece la capacidad de superación, extrapolable a los demás aspectos de la vida de la persona: las relaciones sociales, el intelecto, la autonomía, la integración social, y la mejora de la conciliación y calidad del sueño. Curioso, ¿verdad?

Tal vez, lo primero que se pasa por nuestra cabeza es que no disponemos de tiempo para realizar otras actividades, pero realmente es una cuestión de prioridades. Y, si tu prioridad no eres tú, lo primero que se recomienda es meditar. Para ayudarte, te presentamos unas actividades que deben formar parte de tu calendario de bienestar. Te animamos a que organices tu propia compilación con estos consejos para conseguir el equilibro que necesitas en tu rutina para sentirte mejor.

Tiempo para practicar deporte

El ejercicio salva vidas. Desde practicar cualquier deporte, ya sea fútbol o pádel, a realizar actividades aeróbicas del mundo fitness. Ejercitar nuestro cuerpo y desarrollar nuestra musculatura al menos dos veces a la semana es vital. No solo se trata de poner en forma nuestro cuerpo, sino también desentumecerlo, especialmente, para aquellos que sufren contracturas o dolores de cervicales.

El sedentarismo es un factor importante en la aparición de distintas enfermedades crónicas, así como malestar psicológico. De este modo, ejercitarse diariamente pasa a ser una de las actividades más recomendadas y tiene grandes beneficios, no solo para la salud física, sino para favorecer el bienestar anímico y mental.

Tiempo para cultivar las aficiones

Muchas actividades pueden ser aficiones. Se tratan de aquellas actividades que cuando le dedicas tiempo se te pasa el tiempo volando, porque te encanta, y te permiten desarrollarte. De hecho, las aficiones son un reflejo de nuestra personalidad.

Leer, escribir, escuchar música, ver series, jugar a videojuegos… En tu lista de aficiones, ¿localizas tu hobby favorito? Dedícale tu tiempo de ocio y explora aficiones es una forma de conocernos a nosotros mismos. Practicar regularmente nuestras aficiones, así como explorar nuevas, es una forma excelente de comunicarnos a diario con nosotros mismos y recordar quienes somos, así como un vínculo para estrechar lazos con las demás personas y forjar nuevas amistades. 

Tiempo para socializar

No, quedar con los amigos no es un hobby. Las reuniones o contacto más que aficiones son formas de socializar y es más necesario de lo que piensas para sentirse bien.

“El hombre es un ser social por naturaleza” es una frase del filósofo Aristóteles (384-322, a. de C.) para constatar que nacemos con la característica social y necesitamos de los otros para sobrevivir.

Al ser criaturas destinadas a vivir en sociedad, el aislamiento social también puede contribuir a la mala salud a largo plazo. Así que ya sea una llamada telefónica u organizar una quedada, es importante mantener el contacto y cuidar nuestros los lazos sociales.

Tiempo para conectar con la naturaleza

Automatizar actos diarios permite disfrutar de más tiempo y emplear nuestra mente y nuestras energías en asuntos más necesarios o placenteros. Un simple paseo puede cambiar tu forma de ver el día y con tan solo invertir 15 minutos de tu tiempo. Reserva todos los días un rato para conectar con la naturaleza y relajarte. Con un mínimo de contacto con árboles, pájaros, y respirar aire fresco es suficiente.

Tiempo para no hacer nada

Hacer cosas sin parar causa estrés y ansiedad. Los hábitos protegen y ayudan a sentirnos seguros. Además, la rutina rentabiliza nuestro tiempo y nuestro esfuerzo, y nos da la oportunidad de vivir intensamente lo que nos interesa. Pero, por eso mismo, para poder aguantar el ritmo frenético que lleva nuestra vida necesitamos reservar espacios de tiempo en los que parar. Aunque solo sean 10 minutos, procura encontrar cada día un rato para practicar el maravilloso arte de no hacer nada. Mereces sentir que, durante un ratito al día, te das a ti mismo el placer de no tener ningún propósito ni objetivo.

Experiencias nuevas

Aprender acerca de otras culturas, arte e historia, así como descubrir nuevas formas de entretenimiento o incluso nuevas recetas es un descubrimiento; y todo conocimiento aprendido te abre las puertas a nuevas experiencias. No te duermas sin saber algo nuevo. Solo así se le da sentido a la palabra “vivir”.

Este punto puede sonar excesivamente amplio, pero es la realidad. Cada día tenemos la posibilidad de probar cosas nuevas o descubrir algo que antes desconocíamos, ¿por qué no aprovechar la oportunidad? No solo te sentirás realizado, sino también ampliarás tus expectativas y metas.

Si tu cuerpo y tu mente se unen para crear un ambiente sano, el equilibrio emocional surgirá con mayor facilidad. Así que, aunque un calendario de bienestar pueda parecer tedioso, nada tiene que ver con la monotonía. ¿Te animas a aplicarlo en tu día a día?

Login Form
Register Form

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies